Cómo atraer y mantener talentos emergentes

Lo que históricamente ha permitido que un lugar de trabajo atrajera a las generaciones pasadas no está necesariamente alineado con lo que realmente atrae a las nuevas generaciones que están ingresando al mundo laboral.

Las empresas deben hacer el máximo de sus esfuerzos de convertirse en un empleador de destino, es decir en el lugar donde los empleados quieran permanecer a largo plazo.

Las organizaciones tienen que competir en la lucha por adquirir excelentes  talentos humanos. Pues se enfrentan a un mercado cada vez más dinámico y con una fuerza laboral tan diverso como el actual. Hablamos específicamente sobre La generación Z y los Millennials; quienes han manejado interacción desde temprana edad con la tecnología en todos sus sentidos: multi pantallas, móviles inteligentes, televisores inteligente, internet de alta velocidad con mayor acceso y alcance.

Toda estrategia de adquisición y retención de personal, son básicas para aumentar el compromiso y minimizar la rotación laboral. Este último punto es necesario, puesto la rotación de personal le resta a las organizaciones, e incide en la inestabilidad e incomodidad del resto del equipo de trabajo.

¿Y cómo lograrlo con esta nueva generación emergente? Aquí algunos tips:

  1. Utiliza los medios que están acostumbrado a interactuar, durante el periodo de captación y adaptación en la empresa. No es lo mismo realizar entrevistas por medio  digital o utilizando la gamificación, que realizar una escrita con lápiz y papel.
  2. Comunicación fluida: es de vital importancia, mantener y optimizar los canales de comunicación con este tipo de talentos.
  3. Utiliza oficinas abiertas o espacios abiertos para trabajar. Esto permite interacción y acercamientos entre empleados, incluso de otras áreas. Esta generación está al tanto de las mejores prácticas a nivel de estructuras en las oficinas, pues manejan los clásicos ejemplos de grandes empresas como Google o Facebook o aquellas startups que se manejan con la misma temática.
  4. Ofrecerle un espacio de relajación en la oficina: Una zona de juegos de mesa, Legos o videojuegos puede ser un plus para estos talentos.
  5. Ofrecer sueldos competitivos: Aunque existen diferentes aspectos que los empleados valoran tanto o igual que el sueldo, una remuneración atractiva, es sin lugar a dudas un plus. Ofrecer beneficios sociales, tales como cobertura de seguro médico, servicio de guardería o transporte, supone también un valor añadido.
  6. Ser flexibles: Trabajar por objetivos, no necesariamente con el enfoque de horario estricto, es uno de los ejemplo de ser una empresa flexible.

En fin, hay muchas otras tácticas y estrategias que se pueden implementar en las organizaciones, teniendo siempre en consideración a la generación que pertenece el talento que queremos captar y mantener, para lograr los resultados planteados en la empresa.

¿Te gustó? iCompártelo!

WWT es una marca registrada. Todos los derechos reservados. Copyright 2006-2018©

Internet marketing powered by Berry Whale